11 Mar
11Mar

Editorial

 

     La poesía lírica es el encargo hecho a nuestra revista por parte de la vocación que Dios nos ha regalado a todos quienes la amamos y escribimos. Es respondiendo a ese encargo que el presente número se centra ella, sin menoscabo de otros géneros que también cumplen una misión: enaltecer la belleza genial y la verdad auténtica ---tan desdibujadas hoy por la inmoralidad, lo baladí, hedonismo y lo efímero---, y hacer bien al ser humano; todo lo que lo ennoblece viene de lo alto, de aquella luz y gracia increadas. 

   De esa cuenta, nuestra propuesta lírica se levanta, aunque un tanto diferente a F. Nietzsche, contra aquello que ha postrado y postra a la cultura occidental, incluso en materia literaria. Obviamente, las letras que nos proponemos dar a luz en esta nueva edición, no maneja el lenguaje coloquial grotesco, político-ideológico ni al que le falta cortesía; no es nuestra propuesta literaria.  Es un discurso artístico, pero que agazapadamente, aunque sinvergüenza alguna en su rostro, se revela encarnado en la realidad social local y global.

    De nueva cuenta, en nombre de la Asociación Actuales Voces de la Poesía Latinoamericana (AVPL), nos toca agradecer a nuestros lectores que tan gentilmente nos han honrado y honra con su lectura. Agradecemos también a nuestros colaboradores de la presente por compartir su arte escrito. Finalmente, pero no por eso menos importante, van nuestros agradecimientos a todos quienes nos animan a seguir con esta propuesta y que sin nada a cambio ofrecen su tiempo precioso en el diseño técnico: gracias, mi querido poeta Esneyder Álvarez, compañero fiel del camino por la vida y las letras; gracias a nuestro cuerpo de editores, poetas Cecilia Ortiz y Salvatore Amauta.


      

George Reyes

Director


Esneyder Álvarez

Director Gráfico.

Comentarios
* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.