POETAS VANGUARDISTAS DEL SIGLO XXI (AVPL): Salvatore Amauta y Esneyder Álvarez


19 Aug
19Aug

Asociación Actuales Voces de la Poesía Latinoamericana

 

 

 

Esneyder Álvarez

Poeta colombiano. Miembro del grupo editorial de ediciones AVPLatinoamericana. Miembro de la Asociación Actuales Voces de la Poesía Latinoamericana (AVPL). Director Gráfico de la revista electrónica AVPL-REVISTA DE POESÍA. Sus poemas han sido publicados en varias revistas y antologías internacionales, virtuales y de papel, como la Antología Poética Nuestra Voz N° 4, vol. 4 (2018), dedicada a Cecilia Ortiz. Ha publicado el poemario En los labios de la espera y realidad, en George Reyes, ed. Actuales Voces de la Poesía Vanguardista Latinoamericana (Ciudad de México: AVPLatinoamericana, 2021), de donde son tomados los poemas que publicamos a continuación.


MINERO

-----

 

Busco un poco de oro,

o tal vez una diminuta esmeralda,

seguramente podre encontrar un pequeño tesoro.


¿La suerte?

30 metros bajo tierra vine a probarla,

el sueño de un futuro rodeado de dinero me ha traído,

en medio de las negras rocas busco el brillo del oro

o de algo que sea tan precioso como lo que he dejado por él.


El tiempo no puedo contarlo,

acá ni el día ni la noche existen,

solo el agotamiento me lleva a dormir,

el polvo y la ilusión de tener fortuna me despiertan.


¿El amor? Espero me aguarde,

¿Los sueños? La ambición tal vez ya los mato,

¿Mi vida? Aun no la entiendo,

¿El oro? Aun no lo encuentro.



NACÍ EN MEDIO DE LA GUERRA

------------------


Nací con las balas cortándome el cordón umbilical,

crecí en medio del camino de la guerra,

mis pasos debo cuidar pues una mina me puedo encontrar.


Yo vivo en medio de la guerra,

donde los niños no se respetan,

y las madres los ven caer en medio de ella.


Yo vivo recordando como mis amigos de niñez

                          fueron alcanzados por las balas,

como cada uno moría en medio de los sueños de libertad,

como sus madres les decían que debían ser hombres de bien.


Yo nací desobedeciendo mi destino “la muerte”,

yo nací sembrando la semilla de la esperanza


“el campo para el campesino”.


Yo nací asegurando que un día las balas se acabaran


“sin guerrilla”.


Yo nací soñando que en mi país a las armas al exilio mandarían


“solo amor en los corazones”.


Yo vivo esperando que un día antes que la muerte me alcance

la guerra solo sea… ficción.


GABO, ME ENVUELVE EN

LA NOCHE TU HISTORIA

--------------


Tu creatividad era fascinante,

tus historias deslumbrantes,

tu talento incomparable,

tus escritos inolvidables.


Un coronel solitario,

un pueblo donde hasta su aire era feliz,

un amor en tiempos de cólera,


Tus escritos fueron sueños,

tus sueños fueron aventuras,

tus aventuras fueron historias,

tus historias nuestros suspiros.


La mañana me acaricia,

la tarde me besa,

la noche en tus historias me envuelve.


SU NUEVA VIVIENDA

---------------


No sé qué escribir,

no sé qué describir,

no sé qué sentir,

no sé cómo no llorar,

no sé cómo no mirar atrás,

no sé cómo no contar las horas.


La muerte tocó la puerta,

la indiferencia se la abrió,

la soledad en el corazón festejó,

la vida poco a poco se marchó,

las lágrimas en mares llegaron.


El dolor poco a poco el cuerpo destrozó,

el silencio del camino se apoderó,

el frio llegó,

el adiós nunca se dio,

el ataúd en su nueva vivienda se convirtió.



FRÍO

-----


Estoy sereno,

la luna teme mostrarse,

el cielo no revela sus estrellas,

la vida camina en sentido inverso al que esperaba,

el abrigo nunca llegó,

el frío se convirtió en mi compañero,

la habitación de la soledad mi destino.


SOLEDAD IGUAL TORTURA

--------------------


Hoy es frío,

ayer fue frío,

seguramente mañana será frío.

No puedo encontrar otro estado,

no puedo encontrar otro clima,

no puedo encontrar otra sensación.


Tú no estás,

los pedazos de mi corazón el viento los repartió,

la poesía romántica en mi vida su sentido perdió.

Hoy es llanto,

ayer fue llanto,

seguramente mañana será llanto.


Porque no sé diferenciar entre soledad y vacío,

porque no puedo diferenciar entre decepción y desolación,

porque no entiendo como diferenciar entre soledad y tortura.






 




Salvatore Amauta 

(Julio César Salvador Encalada)

 

Poeta y educador peruano. Publicó en 2008 el folleto literario Cosmosilente. Ha participado en varias antologías internacionales; ha publicado artículos periodísticos y dos libros de carácter histórico costumbrista y cultural. Coeditor de la revista literaria peruana Pensamiento profano. Es miembro del grupo Pensamiento Profano, y de la Asociación Actuales Voces de la Poesía Latinoamericana (AVPL).


CISNES NEGROS DANZANDO EN EL OCASO

----------------------------

 


Frecuencias subterráneas oigo crujir

     de vez en cuando,

         a la gran córnea solar,

                 hornilla a vapor sosteniendo la luz

                               danzante de mis ojos negros.

¡Los tuyos de furia están naranjas!

saben hervir,

opacándome el trazo en uve de los cisnes negros,

danzando conmigo en el ocaso.

                         Guarda los cisnes negros

          esperanzas inertes de un mapa azul,

      suspendido a 3 km en limbos embriagados

          y encogiendo sus alas para en vano

                 no consumar su impulso.

¡Rasga el velo celeste, oh Gran Hacedor del Universo!

desciende el cayado de coníferas 

donde de tu pecho verde, mujer

el polen varonil se deslice de tu ombligo.

                          ¡Sabes quién espera en la nebulosa tejida a mano!

                                    la butaca hecha de carrizo crudo

                     alcahueta de un páramo destornillando en la nada,

                           a las osamentas de mis disparejas costillas.


ÉPICA DESCIFRADA

--------------


Al rojo vivo las heridas en conflicto

     izan las necrópolis de una tumba prehispánica

          ¡cuántas dentaduras de marfil, rechinan famélicas!


                         Mi bandera a nadie discrimina quinquenios atrás,

                                        cálidamente te apachurra,

                     contra los ponzoñosos pactos de cadáveres letras.

Sordera ciega,

de un progenitor de extrema monarquía

pactando con el prójimo equivocado.


Hueso frontal encarnado,

reverenciando el polvo con las papilas gustativas abortadas,

y una oracional frase,

alza vuelo de tu pérfida boca.

                                        Se desenrolla el enigma

                                         de IX centurias de perpetuas agujas tercas 

                                          posiblemente alabe tu deseo en blindados museos de ópalos.


Coberturas de algodón manga larga

deshilan rayas de metal oxidado en cada sonrisa tiesa,

atrincheradas de aguas,

cada vez más exaltadas en bárbaras arenas del desierto sonriso.



EXTRAÑO HUÉSPED BAJO LA MAR QUIETA

-----------------------------


El horror subrayado congregando tormentas,

            Salió de coma,

                   de un verbo Sinaí que se oye allá arriba

                                      y no para,

                                              ni en la orilla del cráter.

Lustros aquellos de pan sin levadura,

          aquietándose bajo el mar negro con rémoras,

                que escoltan las aletas más letales

                      de bestias vocalizando chasquidos.

         

                             De la mar quieta resopla,

                  quien exhibe del amurallado rostro

                         el papiro del místico libro

                               que se marmólea.

¡Tanto pesaban las sandalias de cordero!

Optando en auscultar,

a un holgado vientre sin escamas

de aquél dinosaúrico pez que yace en ascuas.


        3 días diluvianos de perpetua obscuridad

                                                sirvió de bocado y cebo

                                 acatando el Índice Universal del Arquitecto

                                         del cual negaste con alevosía.

Dejaste ensalivar tus pocas tripas

en branquias plomas sin huesos

reposando el coxis tuyo en vientre ofrendado .


                    PARIDO DEL GRUESO CUERPO SALOBRE

                Y con el disco solar tatuado en el abdomen

                                    volviste a nacer,

           ¡admirable predicador que del altísimo gozas!


Amado profeta,                                                                                                                                                            ¡NO MÁS contemples la mar inquieta!

hacen mella la Tierra tus pesares…

                       Un tizón vibrando en cada hombro errabundo

                                   soporta la estación venusiana de primaveras

                                              UNA UVE DE APARIENCIA DENTADURA MORTAL

                                                       destierra al renuente portador de la gran Nínive.




MELODÍA DE CORALES SIN MATICES

---------------------


SOMBRÍA SILUETA                                                                                                                                                        en lares oblicuos y tras él,

sólo huellas derruidas en cubetas de hule.

     Estruendo en gentío veleto,

        carcomiendo tímpanos e implorando

          melodías pétreas,

            ¡ceniza, lacérame con el esternón abierto!

Tras la roca dorada en las entrañas

dictamina pestilencia,

bípeda silueta buceando en melodías

de corales sin matices.

          Ese espejo me troza, ahora

                y el YO PRIMATE,

a carcajadas se suelta en cada círculo

     rostros espantándose del todo.

IMAGEN PERPETUA

ojiabajo con sus elongadas fauces,

van revelándose,

en esos seres sin sombra de cavernas

               cuaternarias.



MODUS VIVENDI

--------------


INTROSPECTAR con el aire carroñero y su ego,

no lo admito,

sería nutrirse en ríos de pólvora

y gatillo.

ME AFLIGE contemplar el azulejo planeta

Lagrimando un carmesí intenso de insondables                                                                                        melancolías.

Es el maquiavélico tacto

enquistado en el cartílago talón

¡cuánta demencia, divisando estrechas manos

en batallas!

raro color circulando de sus testas nauseabundas.

   ¡Dejad de azuzar la ponzoña, traspasando mi alma!

    ¡dejad de beber el yugo ferroso de las líneas enemigas!

     Y haz que se extinga el ruido

        De las almas rimbombantes.

SUJETANDO PIELES en garfios de fariseo

porta en su pulso un ave rapaz,

5 estrellas de punta hediendo a macho cabrío

percutando el misil señalético del desprecio,

a todo ser que respira.


             AHORA,

       Sincroniza la trompeta

Y en la mortífera línea a los nuestros colocan,

     trofeos de guerra

en cuadriláteros acuosos de dolor.


Divisaron descender de testigo un ser de marfil

para establecer por fin

esa anhelada estirpe generacional.

   Hemos de fracturar barreras

del tráfico papel en rostros monetarios,

hemos de proclamar a todo cuero

áspero y broncíneo,

¡que jamás a su cogote, ceñirán de nuevo!



                                                                               

                                                                                                                 George Reyes

AVPLA-REVISTA DE POESÍA

Fundador/Director


19Aug
Comentarios
* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.